Ir al contenido principal

Cayendo en cuenta

Casi siempre suelo empezar a escribir soltando algunas preguntas al aire, a veces frases improvisadas que de alguna manera van desenredándose en mi mente para terminar deslizándose como un pensamiento liviano, ese que si no lo atrapas se evapora intempestivamente. Tampoco es que me sienta un escritor maduro ni mucho menos, modestamente a las justas logro plantear algunas ideas como desahogándome, casi siempre quedo con la sensación que escribir, pintar, leer o cantar me hace una suerte de limpieza de la conciencia, según la medida en que profundice mis preguntas y acuda a la búsqueda de mis respuestas.

Las últimas madrugadas he tenido algunas vivencias surreales mientras dormía; lo más inusual, que puede transcurrir, lo más increíble, lo más extraño se suscita en los sueños. Ahí se puede todo y en esa dimensión somos como inmortales, y todo lo que en la vida física luce inalcanzable, con los ojos cerrados se convierte en un episodio experimental, práctico, donde la condición humana se amplía a márgenes verdaderamente incalculables.

Imaginar, es dar vida a algo que en un primer momento era una negra nada, la amplitud total del todo en el cual no se contempla nada, porque la nada parece contenerlo todo, pues termina ocupando algún espacio y porque parece también que la nada sea la absoluta extinción de todo, lo cual resulta complicado de comprender. Lo cierto es que nuestra mente es el universo entero, así lo siento y creo.

Algunos sueños parecen un viaje intergaláctico, una lectura instrospectiva a profundidad, un recuento de cientos de experiencias imposibles, de presagios, de alientos, que si pudiéramos sostenerlas de manera consciente, tal vez nuestra experiencia sensitiva, nuestro instinto humano sea mucho más profundo o mucho más mágico.  Mientras leía a Victor Hugo en la magnificencia de su obra "Los miserables" recaigo en la profundidad de su análisis de la inmensidad del hombre: "¿Hay un infinito fuera de nosotros?", plantea la pregunta y luego se responde a sí mismo, "Este infinito es uno, es inmanente, permanente; necesariamente sustancial, puesto que es infinito, y si la materia le faltase, esa sería una limitación; necesariamente inteligente porque es infinito, y si le faltase algo de inteligencia, ¿Sería infinito? ¿Este infinito despierta en nosotros la idea de esencia, mientras que nosotros no podemos atribuirnos a nosotros mismos más que la idea de existencia?". Un sueño puede colocarnos en una posición cercana a un abismo, como quien dice, cerca de caer a esa inmensidad de la que somos parte y en la que nos confundimos como un granito de arena en todo un desierto. Pueda que estas frases no gocen de ser trascendentes para quienes no han desarrollado interés por el espíritu.

¿y si solo somos un sueño? o qué pasa si de pronto todo lo que soñamos en realidad es nuestro estado más real aunque no físico. ¿Qué es la realidad? ¿Dentro del sueño mismo, qué puede ser irreal?. Lejos de los dogmas y cosmovisiones que se cansaron de intentar explicar la existencia de cuanto ser vagabundea como puede en esta suerte de prueba de supervivencia que es el mundo, hay preguntas individuales, y respuestas de cada quién para sí mismo. Habremos muchos que seguiremos escarbando con ánimo devorador por todo espacio y nos encontraremos perplejos ante la tremenda inmensidad de la nada. Sin embargo sin raíz no se puede explicar los tallos, ni mucho menos las hojas y los frutos.

Siempre hay preguntas y gracias al cielo que siempre uno halla respuestas: por ejemplo Blaise Pascal me sacude la cabeza con su frase: "El corazón tiene razones que la razón desconoce", alude de pronto a la profundidad de nuestro ser, esa inmensidad a la que me refiero lineas arriba enfrentándose a toda la composición social e histórica que conforma nuestra realidad. Hay cosas que nadie puede explicar, aún cuando provee argumentos tangibles de algo, por ejemplo la razón de la vida. ¡Que complejidad! Tamaña intriga.

Solo hay una razón por la cual decidiría volverme viejo y arrugarme junto a mis preguntas siendo el depositario de un sin número de respuestas, aunque estas no sirvan de nada a la hora de la hora, pero que puede ser más valioso que esa sensación de acogerse al conocimiento, a algún tipo de verdad, a todo tipo de respuesta. Cuando veo a mi abuelo, veo a un roble, con una corteza ancha de vivencias, con flores adornando todas sus estaciones, esa manifestación como de alguien sabio, recorrido, maduro, inefable, jodido, pero contento. Siempre hablando desde la vertiente más sublime como si sus palabras estuvieran recubiertas de miel, o de todo tipo de caricias. Si hay una razón por la cual persistiría en este tránsito vital es alcanzar una basta claridad en mi entendimiento sobre mi existencia, primero individual y luego colectiva.

Recuerdo a Facundo Cabral, y creo que siempre lo menciono. Resulta que cuando mi hermano y yo de niños experimentábamos la magia de las radiocaseteras en los noventas había un álbum que nos encantaba: "Ferrocabral", donde la perorata decía más o menos así: "Altísimo Señor, no te preocupes por el pan nuestro de cada día que eso es cosa nuestra, para eso somos humanos. Pero no nos dejes sin el sueño de cada noche porque sin él nada somos nosotros que tal vez sólo seamos un sueño que Tú sueñas. En ese entonces nuestra única forma de sentirnos verdaderamente humanos, era dejándonos llevar por los sueños, esa magia, la música, la poesía de Neruda con sus Veinte Poemas de Amor y Una canción desesperada y los Poemas Humanos de un Vallejo que ampliaba nuestros viajes. Yo conocí un mundo que giraba en torno a una cinta de Casette. En ese entonces la pintura aún no excitaba mi retina.

Comentarios

Entradas populares de este blog

EL QUECHUA EN PELIGRO DE EXTINCIÓN

A pesar de peligro, Academia quechua impulsa su revaloración y cuidado.
El quechua o quichua (de qhichwa «zona templada») fue el idioma oficial del imperio del Tahuantinsuyo. Se diseminó por el interior de todo el territorio Inca, logrando la unificación y desarrollo de la sociedad de ese entonces. Extendido por la zona occidental de Sudamérica que, considerado como un único idioma, es la cuarta lengua más hablada en América del Sur. Con el tiempo y con la llegada de los españoles, el idioma Quechua fue reemplazando por el castellano llegando al extremo de que en la actualidad, nuestro idioma oficial que fue reconocido constitucionalmente en el año de 1973 ha llegado preocupantemente a ubicarse al borde de la extinción. Los países de Bolivia, de Ecuador y del Perú han definido al quechua como segundas lenguas oficiales después del español. Actualmente el quechua se divide en dos ramas principales, el quechua central y el quechua norteño-sureño, dentro de las cuales se pueden distinguir…

Carta para mi tía

Tía, quería que entiendas que en estas épocas, la represión, la guerra e incluso el odio es primitivo. Tía, yo también siento. El mundo ha cambiado, ¿Sabías que la tierra no es cuadrada? Sabías que el 75% del planeta es agua y del cual solo el 4% es agua dulce, como para que me vengas a amargar el día.

Soy un ave cuyo habitad no es una jaula. Hace rato que en Berlín cayó el muro, hace rato que las mujeres conducen auto y ocupan cargos ejecutivos en grandes entidades. Tía, hace rato que la virginidad es una estupidez, ahora sí importan las mujeres aunque honestamente queden muy pocas. Hace mucho tiempo que la mujer ha dejado de ser un mueble que adorna la casa. Como decía Simone de Beaauvoir “El esclavo que obedece escoge obedecer” y yo quiero rebelarme.

Hace rato que el hombre llego a la luna, la bombardeo y justo ayer encontraron agua en marte. Tía, Hace rato que he nacido, he crecido y no te quieres dar cuenta. Hace tiempo que The Beatles ya no son el hit del momento en ninguna radio …

COMO MEJORAR MIS EXPOSICIONES? TRUCOS + HERRAMIENTAS GRATIS

Es incomprensible que un alumno que pisa tercero, cuarto o quinto ciclo de la universidad en adelante, no sepa o no haya alcanzado un nivel decente de rea lizar sus exposiciones. Para desgracia pues, existen alumnos desubicados, palomillas, juergueros y otros que no tienen cariño hacia si mismo.
Es lamentablemente amigos y disculpen la fuerza de este texto, pero no se puede concebir de ninguna manera que personas de 18 años en adelante no entiendan lo que leen de sus diapositivas expuestas en clase. Es denigrante. Pero hay casos peores, hay alumnos que no saben el significado de muchas palabras técnicas que se relacionarán con sus carreras.
Si este es el nivel de un alumno universitario, ¿Dónde está la cercanía al desarrollo de nuestro país?, ¿No son acaso est@s bestias disfrazados de galantes formalotes los que rigen nuestro país?. Definitivamente esto es bastante preocupante.

Aún así me preocupare en mejorar esta problemática colaborando a través de este site:

METODO BÁSICO DEL ESTUDIAN…