Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de marzo, 2014

Réquiem a la Libélula Azul...

Me gustaría poder volver a ese diciembre donde todo florecía con una magia asombrosa, donde las palabras dulces aleteaban como mariposas por todos los rincones como componiendo una primavera armoniosa a inicios de un verano plácido. Hubiese deseado grabar las escenas en algún dispositivo que las reproduzca con sonido envolvente, aromas y texturas en mi cine mental, algo inmenso me estremecía. No sabes que tan inmenso.
Adoraba la naturaleza con la que se producía todo. Aparecer de la nada, florecer de la nada, vibrar de la nada, sumergirse en la nada, descender de la nada o subirse a la nada para mantenerse en ese espacio completamente ausente. Yo no quise tenerte nunca y te tuve como quinientas veces. Y aunque hubiese querido tenerte por lo menos unas dos mil o tres mil veces más, solo hubo lo que hubo. Me embrujaba excesivamente verte caminar con tu vestidito turquesa, con tu cabello extendido, flotando delicadamente por la acción del viento. Aún tengo grabado en mi gran lienzo, en…

No quiero que pretendas "HACERME" feliz

Me resulta complicado hacerme a la idea de que la felicidad es un compromiso. Si bien es cierto es un ideal, una necesidad intrínseca de todo ser. Apelar a la felicidad es producto de la inercia misma de vivir. Es por ello que referirse a la felicidad como algo que se puede “hacer” podría interpretarse como impropio, como “hacer el amor”. Todos suelen “hacer el amor” siempre que tienen sexo. El amor no se puede hacer, la felicidad tampoco. Pero podríamos, a manera de travesura, cambiar el término “hacer” por “construir”, encontraremos otra forma de percibir la felicidad. Cada vez que he creído apreciar la felicidad me ha sido incluso muy complicado identificarla. Es posible que a muchos de nosotros nos haya pasado algo parecido. Hablamos de sensaciones. Entramos a un campo elevadamente subjetivo, tal vez de un conjunto de expresiones internas que aparecen como fruto de la relación causa y efecto.

Reconsiderando que la felicidad es un estado u efecto positivo, deberíamos reconocer las…